Un proyecto internacional

 

En la Casa del Bienestar, somos parte de un proyecto internacional exclusivo de colaboración entre acupuntores en los Estados Unidos y agricultores en el Tíbet y ahora podemos ofrecer un tratamiento increíble, seguro y eficaz para nuestros pacientes aquí en Melilla.

¿En qué consiste la terapia?

 

La Terapia de plantas tibetanas en La Casa del Bienestar se administra en un baño de pies con ocho hierbas medicinales de la más alta calidad posible (una combinación de hierbas de tan alta calidad no se puede comprar normalmente fuera del Tíbet o China).

El tratamiento consiste en sentarse con los pies en la infusión de hierbas durante unos 30 minutos. Si bien puede ser muy relajante, esta terapia NO ES UN TRATAMIENTO DE SPA.

Los baños de pies no son nada nuevo. Los asiáticos han estado remojando sus pies en hierbas durante miles de años. Es de sentido común en lugares como China. Estoy seguro de que conoces a muchas personas que tienen membresías en gimnasios, ¡bueno en China es común tener membresías mensuales para baños de pies!

En China hay un dicho: "Cuando un árbol muere, son las raíces las que mueren primero". Esto también se aplica a nuestros cuerpos. A medida que nuestros cuerpos envejecen, son nuestros pies y piernas los que declinan primero.

Si pensamos en cómo son nuestras piernas de niños, nos movemos con facilidad. Caminar es fluido y elegante, y el impacto de cada paso se absorbe perfectamente sin dañar nuestros cuerpos. Nuestros pies son cálidos y flexibles porque nuestra circulación es muy buena. Ahora imagina los efectos del envejecimiento. Nuestros pies se vuelven fríos por la falta de circulación. Esto conduce a insuficiencia venosa que se puede ver claramente con protrusión de venas varicosas y edema presente en las piernas.

La falta de sangre fresca y nutritiva comienza a deteriorar nuestros nervios, lo que causa dolor en los pies al principio y luego empeora el entumecimiento. La fascia en nuestros pies se vuelve rígida por la falta de nutrición. Poco después nuestras piernas se ponen rígidas, lo que provoca un impacto más duro en las rodillas, caderas, espalda y cuello. El dolor en nuestras articulaciones significa que no queremos ser tan activos, lo que empeora aún más la circulación en nuestro cuerpo.

Es fácil ver cómo esta progresión se convierte rápidamente en un ciclo de deterioro. Esta es una causa importante de dolor, disfunción y reducción de la calidad de vida. Además, la disminución en el flujo sanguíneo puede tornarse fatal, lo que lleva a un accidente cerebrovascular o ataque cardíaco.

¿Alguna vez te has bañado los pies con agua caliente? Es un tratamiento increíblemente relajante y casi similar al spa. Ahora imagina esa sensación con profundos efectos curativos. Así es como funcionan los baños de pies. Inicialmente, los pies y tobillos se sumergen en agua tibia. Esto tiene el efecto de hacer que los vasos sanguíneos en los pies se dilaten, llevando sangre fresca, llena de oxígeno y nutrientes a los pies. El calor del agua también tiene un efecto para desbloquear los componentes preciosos de las hierbas.

Con el flujo de sangre abierto, el cuerpo está preparado para la absorción transdérmica de los terpenos, aceites volátiles y alcaloides que se encuentran dentro de las hierbas. Esta acción inicial de vasodilatación tiene un efecto tranquilizante leve y reduce la presión arterial. La gente a menudo siente una relajación extrema o el deseo de dormir.

A medida que el baño continúa, las hierbas hacen que la vasodilatación se extienda por las piernas y comience a mejorar la circulación en el resto del cuerpo. A medida que la circulación mejora en el tórax y el corazón, hay un leve aumento en la frecuencia cardíaca. Esta es una acción muy beneficiosa ya que simula un ejercicio cardiovascular leve, algo que no se realiza fácilmente cuando alguien sufre de dolor severo. Esto también tiende a mejorar la energía (función mitocondrial) en aquellos con fatiga crónica. A medida que la circulación se extiende más arriba y hacia la cabeza, puede producirse un sudor leve.

Internamente, los baños de pies a base de hierbas se comportan de forma parecida a como se ve un domo de nieve después de ser agitado. Esto significa que las impurezas extracelulares y el tejido muerto que se ha acumulado en nuestras piernas y pies regresan a nuestra circulación. En este punto, el sistema inmune le indica a los macrófagos (un tipo de glóbulo blanco) que coman el tejido muerto y liberen al cuerpo de estas impurezas.

TERAPIA DE PLANTAS TIBETANAS

¿Cuáles pueden ser los beneficios?

Debido a que este tratamiento promueve y estabiliza la circulación sanguínea, también se usa para mejorar el metabolismo, aumenta el funcionamiento del sistema inmunitario y alivia tanto el dolor sistémico crónico como el dolor agudo localizado y la inflamación.

Bajo la supervisión del proyecto, muchos de los beneficios reportados han sido con personas que sufren de condiciones crónicas como

  • fatiga crónica

  • fibromialgia

  • artritis

  • gota

  • dolor de nervios

  • neuropatía

  • problemas digestivos

  • dolor menstrual

No podrá encontrar este tratamiento fácilmente ya que solo aquellos que colaboran con el proyecto tienen acceso a estas hierbas. Estamos muy entusiasmados con esta oportunidad de ayudar a nuestros pacientes a mejorar la salud.

VIDEO: El  equipo de control de calidad en China y Tibet::